Mujeres Afrocolombianas constructoras de vida y desarrollo en el territorio.

25 de Julio día de la MUJER AFROLATINOAMERICANA

Por Candelaria Sepúlveda Teheran.

«Mientras el sol ardiente, de esta ciudad heroica quema tus pies y tu cara tostada por el astro. Tú, mujer sigues impetuosa, libre desafiante en tu lucha diaria por la vida. Tú, mujer afro cartagenera y afrocolombiana vas tejiendo tus pasos por estas calles conocidas, pero que ahora ya no te dan seguridad.
Mujer, mientras caminas, tus sueños van volando cual mariposas de mil colores.»        Nelsi Ariza.

En el marco de esta fecha es oportuna visibilizar y revindicar a mujeres afro y populares que realizan un trabajo muy significativo en sus territorios.

Mujeres como Nélida Escocía y Arsenia Galán, vinculadas a procesos comunales en la ciudad de Cartagena. Dolores Espinosa y Josefa Cedeño, lideresas comunitarias en Turbaco. Carmelina Romero y Delfina Heredia, quienes impulsan su propia organización de mujeres víctimas en Arjona. Rocío Pérez y Noris Martínez artesanas y comerciantes en el corregimiento de la Boquilla. Rosalba Zúñiga y Escilda Julio, defensoras de sus derechos, entre otras

Mujeres afros que en medio de las dificultades, de las situaciones e historias de dolor y miedo que viven por causa del desplazamiento, la violencia de género, amenazas por ser lideresas, la exclusión del desarrollo, la falta de empleo, la indiferencia de las instituciones públicas… Siguen  luchando y creyendo que es posible un mundo mejor para ellas y el resto de las mujeres que habitan este planeta, especialmente las mujeres afro-populares quienes a diario experimentan pobreza, exclusión, discriminación, violencia de género, feminicidio y ausencia de políticas públicas que garanticen sus derechos humanos.

En esta fecha es oportuno visibilizar el aporte que hacen estas mujeres populares al Desarrollo social, económico, rural, político, cultural de su barrio y su región.

Se evidencia en: la participación en procesos de capacitación para empoderarse, la orientación y acompañamiento a otras mujeres para la exigibilidad de sus derechos, el ejercicio de su liderazgo, la participación en la economía y la generación de sus propios recursos económicos para su subsistencias y la de sus familias,  la gestión de recursos con cooperación, la búsqueda de soluciones para las problemáticas de sus barrios, la movilización por una vida libre de violencias e involucrando a los hombres para acabar con la violencia de género, la interlocución con las autoridades, su  participación activa en alianza y comité por los derechos de las mujeres, la dedicación diaria a sus labores domésticas aportando a la economía del cuidado.

A través de la historia las mujeres afrocolombianas, negras, raizales y palenqueras han hecho un aporte significativo en la construcción del país a través de la defensa territorial y del medio ambiente, en el reconocimiento identitario, en el cuidado de la vida, con sus aportes a la salud a través de su función de parteras y curanderas, con su trabajo doméstico remunerado y no remunerado, en la resolución de conflictos, con la vivencia de su espiritualidad cotidianamente, con su papel de educadoras transmitiendo su sabiduría y tradición, en sus luchas diarias por la supervivencia…

Por tal motivo, hoy una vez más exigimos a las autoridades responsables:

  • Posibilitar a la mujer negra la igualdad en el acceso a los derechos.
  • Reconocer y resaltar el aporte de las mujeres afrocolombianas, palenqueras y raizales en el desarrollo regional y barrial. 
  • Acabar con la desigualdad de género para hacer del desarrollo sostenible una realidad.
  • Mejorar la vida de las mujeres en el plano social y económico para que puedan ser partícipes de los cambios que necesita el planeta.
  • Posibilitar la participación de las mujeres negras en los lugares donde se toman las decisiones.
  • Apoyar social, afectivo y económico a las mujeres afrocolombianas para llevar a cabo sus funciones fundamentales de una vida humana
  • Brindar seguridad y protección para una vida libre de violencias y en paz
  • Tener información estadística y demográfica de la situación de las mujeres afrodescendientes, para definir estrategias que las tengan en cuenta en la planeación del desarrollo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here